La aventura continua parte II

Estoy empezando a pensar seriamente  que algo raro está ocurriendo  porque absolutamente toda la ciudad e incluída mi hermana desean presentarme a alguien. Hasta mi madre hace comentarios tipo: “…ay ceci, como te miran los muchachos…vos miralos de vuelta y sonreiles!” Lo que mi mamá no sabe es que eso es lo que yo estuve haciendo en los últimos 6 años en Rosario y no dió resultado! Continuo con clases de Yoga y esta vez me armaron una cita a ciegas en donde ni el protagonista ni yo sabíamos nada! Fue muy bizarro…llegué a Yoga y todos me miraban como si tuviera que rendir el carnet de conducir o algo así y de repente me encontré estirando mi pierna derecha en el aire y haciendo un árbol con 7 tipos al lado!!  Vergüenza es poco…yo sabía que algo  tramaban con mi hermana y la profe de Yoga porque las dos me miraban cada 15 minutos y miraban a un chico en la otra punta de la sala. Resulta que este chico llamado Gian Lucca que me querían presentar  se quiere ir a vivir a Mexico, sigue enamorado de su ex novia y jamás me miró a los ojos nisiquiera para alcanzarme un poco de té verde!  Pero nos hicimos amigos…me presentó a todos sus amigos que son divinos, y por la noche del viernes salimos todos juntos incluídos la profe de Yoga (que fumaba un cigarrillo tras otro) y su marido. Nos divertimos mucho, fuimos de bar en bar hasta terminar en uno que se llama CHALET DE MAR y esta sobre el adriatico todo adornado con sabanas blancas…me sentía en Grecia!! Lo que no sabíamos era que después de las 12 había un Karaoke…y como nadie se animaba a cantar el dueño agarró el micrófono y cantaba todas canciones dramáticas y tristes en Italiano…lo siento, pero no pude evitarlo y tuve que interferir!  Ustedes se imaginan una Argentina que nisiquiera habla bien el Italiano metiéndose en el medio del Karaoke y diciéndole al dueño…Basta per favore…altra canzone…cuesto e deprimente veramente!!! Y el tipo…como si supiera que el micrófono era lo mío me lo pasó y me dijo: Dai Argentina…canta una canzone per ragazzi!! Y se los juro…que no sé de donde…saqué fuerzas y agarré el micrófono y a capella dije: “First I was afraid I was petrified…I  thought I could never live without you by my side…”. Fue tan divertido! Todos los borrachos se abrazaban y cantaban el coro de Gloria Gaynor…una noche estupenda! Ah! And by the way…Gian Lucca esa noche se fue con 6 Escocesas de 20 años a bailar! Lo vimos pasar en su bici, llevaba una chica  adelante y otra atrás!

Resultados de mi italiano:

Perro salchicha: Basatto

Ojo el perro: Atenti el cane

Soledad: solitudine

Torcido: Storto

Estas son las palabras que recuerdo como si alguna vez pudieran servirme para algo! En vez de recordar la conjugación de LLEVAR, recuerdo cosas como caja, zapatilla, techo y resorte. Lo cual me lleva a la conclusión de que si alguna vez te dicen, si sabes dos idiomas el tercero es una papa ES UNA GRAN MENTIRA. Cada vez que trato de decir algo no sé en qué  idioma pensarlo…si en inglés o en español! Todo suena muy turísticamente romántico hasta que deseo comprarme unos chicles de Fruto di bosco sin azúcar! Porque señores y señoras sin van por la vida sin chicles te declaran oficialmente con mal aliento. Cuidar los detalles en Italia es más importante que el seguro médico! Pero mi visión desde mi bicicleta mientras pedaleo por las calles empedradas del viejo mundo sigue siendo impecable. Miro todo con ojos de principiante…como si estaría aprendiendo a caminar y cada paso logrado fuera una gran conquista.

Es difícil resumir  una boda en Italia, mi familia y un cambio súbito de continente. Me encantaría poder decir que hace 15 años que trabajo de gerenta  en  un banco, estoy  por pagar la ultima cuota de la casa  y ya se donde me voy a ir de vacaciones . Pero entre todos ustedes y yo…esa vida nunca fue para mi! Lo mio en cambio es  hoy  amo andar a caballo mañana comienzo a tocar en una banda. ¿Habrá sido la diversidad en la cual me crié? Dos años en New York en mi infancia creo que fueron determinantes  para mi, ya que de alguna manera fue siempre inevitable que estas ganas de viajar y vivir  en lugares distintos sea parte de mi naturaleza. No recuerdo bien cuando fue, pero mi cuerpo comenzó a avisarme de maneras ingobernablemente  sutiles de que esta vez, no volveria. Y por alguna razón indescriptible todas las personas que me veian armar las valijas en Rosario me preguntaba ¿Volves? Despues de pasar un mes fantástico en la costa adriática, comer  quesos italianos, salir en bici con tacos y dar mi numero de teléfono a mas de  20 italianos que nunca llamaron…me considero una de las mujeres mas afortunadas de este mundo. Porque sencillamente había decidido irme de Argentina sin tener un plan y el plan vino a mi.¿Este sistema opera asi en todos los niveles? Era mi única pregunta mientras un 23 de Junio  pactábamos frente al mar con mi tia favorita mudarme a San Francisco. Ella, como siempre tan abierta y viajada leyó mi energía de inmediato y supo activamente que mis asuntos en Argentina  estaban cerrados.