Dos cumpleaños en un mismo día, 75 conocidos en común, un Sábado por la noche en la City y 21 grados después, me encontré otro año más celebrando el nacimiento de una estrella, Gloria Ferrer. El evento fue en el Press Room de San Francisco, y lo que parecía un gran festejo terminó en un chantaje emocional, ya que esta mujer no cumple años, se los saca. Y para el resto de los mortales que envejecemos cuando pasa el tiempo, ella rejuvenece. Es como los malditos cactus de maceta que te olvidas de regarlo por un mes y el tipo te sigue tirando los pinchos para afuera como si recién hubiera nacido. Esa es Gloria, una planta de desierto. No cambia, no muere, no avejenta y te sigue iluminando con su alegría como si la vida recién comenzara. Salud! Con agua mineral para mí y con mucho champagne para los borrachos de nuestros amigos, sobre todo José Gregorio, un venezolano que si lo veo en una fiesta más creo que voy a vomitar la poca agua que me tomé para hidratar mis pómulos. No le puedo escapar a este hombre, que es una mezcla de colibrí Rufo, latín lover, eterno bachelor, y mucho diente violeta de las botellas de vino que se baja en nombre del carisma. Alguien necesita un novio? Porqué José Gregorio jamás estará disponible, pero puede brindarte unos chistes de salón que te dejaran estampada y soltera para siempre en la mesa de los quesos. En donde casualmente conocí al próximo eterno soltero de la noche, Arnold. Padre madrileño, madre Inglesa, y se pensaran que soy una prejuiciosa, pero gracias a mis recursos periodísticos hablé con Sofía que se encontraba en Europa y me pasó la data completita del seductor que hizo pico en la barra del Press Room. Se los dije? Ese es el problema con San Francisco, que todos han salido con todos y cuando preguntas demasiado, una amiga tuya también salió con él y te ahorra el disgusto de tener que atravesar una cena con un narcisista más. Brindo por la amistad, que me mantiene clara y célibe. Y también ya que está brindo por el ex de Sofía, que se encontraba en la fiesta lamentándose la pérdida de su candor,  ya que ella por on-line dating encontró su futuro marido. Mientras Arnold me miraba con sus ojos afilados desde la otra punta de la barra, José Gregorio se me tiraba encima de la borrachera y el ex de Sofía me lloraba en silencio agradecí una vez más el estar comprometida con la divinidad, en donde no existen los juegos perversos, el mal aliento, las rupturas emotivas, y todos los paneles en discordia que atraviesa la humanidad. Cuando creí haberlo escuchado todo y estaba a punto de irme, Pía me agarró de la mano y me contó que también se separó de su novio porque armó un perfil falso por on-line dating y lo enganchó a su ex chateando con esta mujer, que en realidad vendría a ser ella, Alexa.

No quiero perder la fe en este planeta, pero si seguimos con esta chacha dentro de muy poco voy a proponerme casamiento. No sé como no me di cuenta de esto antes! Voy a casarme con alguien que conozco de toda la vida, es una amorosa, huele bien, sufre de buen gusto, come sano, es risueña, y encima está a dispuesta a gastar parte de su generosa fortuna conmigo, este es el mejor plan de vida o qué?!

No tengo que impresionar a nadie, no vengo a sacar ni a pedir nada, nadie me textea por 9 horas y no tengo que soportar tenerle la vela a un candidato que me ve como un desafío. Esto tiene que ser la leche.

Australia de luna de miel Cecille..?

A donde quieras mi amor, con vos sin condones hasta el fin del mundo!

Ni HPV, ni HIV ni HDP…solo amor incondicional, Doritos de queso, y mi maravillosa y agraciada compañía hasta que la muerte nos separe, bueno, o hasta que algún perdedor quiera interferir en nuestro matrimonio porque no logra dar en la tecla con su ckeck list.

No tendremos hijos y será la boda perfecta, comida, rock n’ roll y libre de infidelidades y toallas mojadas en un rincón. 

No se sorprendan si reciben la tarjeta de nuestro compromiso en breve, que probablemente sea la cara de Sid Vicious pasándole la lengua a su guitarra, el arte es así, impredecible y asquerosamente romántico.

No queremos regalos, si no más más bien una sesión de terapia para cada uno de los invitados, odiaríamos que no puedan encontrar el amor de sus vidas por buscar en todos los lugares equivocados.

Namaste!

 

 

Cecille y Cecille.