El Sábado al mediodía tuvimos el calentamiento de la casa de Sofía, que en inglés significa Housewarming. Que técnicamente significa una fiesta de bienvenida a su nueva casa. Sofi se separó de su novio con el cual convivía, y se alquiló una casa en Bernal Heights, con un patio a medida para sus 358 amigos. Estuvo de novia con el güero por 5 años, y cometió el grave error de consultar su tristeza conmigo cuando rompieron.

 

— Oye Ceci, dime algo por fis, hoy estoy con un agujerito en el corazón, lo echo mucho de menos al güero.

 

— Nena, tenes 45 años, le regalaste a este tipo tus prime years, metete YA en on-line dating y hacé como hacen todos los que están ahí, se utilizan unos a otros para salir del pozo emocional.

 

Y así, de una día para el otro Sofi se metió en 3 sitios y comenzó con 5 citas semanales, a veces con doble turno, y mucho sexo. El que no estamos teniendo Valentina y yo, y Sofi de alguna manera siente que tiene que trabajar para nuestra empresa— la que está a punto de declarar quiebra por falta de clientes. Por suerte siempre lleva condones a sus citas, porque odiaríamos no saber quien es el padre.

La cuestión es que a esta fiesta empezó a llegar gente de todas la nacionalidades, edades, y colores, y cada vez que entraba un alto de 1,90 con un botella de vino  y con cara de asustado sabíamos que era una de sus citas de on-line dating.  Nosotras la conocemos muy bien a Sofi, y lo intuíamos, el problema es que el resto de sus amigas solteras no tenían ni la más pajonera idea, entonces al cabo de media hora veíamos como le hacían el bailecito de la sonrisa por arriba de la libido, y el pestañeo por debajo de la realidad. Sofía, además de mencionar el episodio de sus candidatos hablando con las equivocadas, me mostraba fotos y video de un amante que tiene en Tahoe y como cuando van a esquiar juntos el le cocina, le hace el amor, y después le toca la guitarra.

Mensaje urgente para Valentina: Guey, el último video que recibí fue el de tu hijo jugando a la Play. Que tal si los jugadores se hacen realidad?

Adonde quedó la Sofía rota, desalmada, separada y nostálgica? En un avión para Mexico porque se ve que el esquiar con un potro salvaje no fue suficiente y necesitaba una vacaciones más largas.

Mientras tanto, on the other side of town, se enojaba cuando yo cambiaba los temas de su libreria musical.

— No mames guey! Tenes la casa, los amantes, los amigos, el viaje, el pinche snowboarding, y también queres controlar la música? Que tal si te vas a pegar unos tiros por Guanajuato en tu time off nena?

 

No le gustó mucho mi reacción, pero con la música no se jode, sobre todo cuando es la única entidad con la que vengo haciendo el amor en los últimos tiempos. 

Veníamos bailando y saltando como un par de quinceañeras que les aprieta el vestido, y aparece un hombre con el sentido del humor en la cima, una mezcla de oscuridad, filosofía, profundidad y sarcasmo, bah, un combo para el viaje a las estrellas, y como no podía ser de OTRA manera, cuando abre su boca salen los fragmentos de un inglés británico sellando el broche de oro con mis ancestros, (slight cough) Londres.

Me llamo Harry, y soy de East London. Yo me llamo Cecilia, cuando nos casamos?

No se lo dije, porque asustar a un británico es tarea difícil, ellos tienen la piel gruesa para el humor, y probablemente me hubiera contestado que vayamos a Las Vegas y liquidemos el civil de un soplo.

Nuestra conversación fue corta e intensa, y súbito me agregó en la red social por donde publicaré este cuento, y él probablemente se sentirá el Captain América de mi relato. Crucemos los dedos por que no lea esta historia y su Ego abandone al Steve Rogers que alguna vez fue. 

Ojos oscuros, cansado como yo de escuchar a los pasajeros de la superficialidad hablar de las cosas mas banales de este mundo.

A las 7 planté bandera y me fui por la puerta de atrás sin que nadie me saludara la cara llena de sudor. Me quedé tranquila de que Sofía estaba acompañada por 210 invitados aún, 7 caballeros de on-line dating, un DJ en bancarrota, y nuestro grupo de amigos que suelen quedarse a lamer las bandejas hasta que se apaga la luz. 

Hoy me escribió desde Mexico enviándome las fotos de uno de sus amantes, que por supuesto cuando me dijo quien era tuve que decirle que me cuente toda la historia de nuevo porque seguir la aventuras de Sofía es más difícil que memorizar el Bhagavad Gita.

San Francisco será una ciudad difícil para encontrarse, pero que haríamos todos los solteros si no viviéramos acá?

Londres será mi lugar de nacimiento, pero San Francisco es la que me cuida día y noche para que jamás me sienta sola.

 

Brindemos por la fusión de las dos ciudades y por un nuevo capitulo en la vida de Sofia: la promiscuidad!